Un impulso al Voluntariado Ambiental en la Sierra de Huétor.

Durante el fin de semana del 18 y 19 de diciembre de 2021 realizamos un “Encuentro de Voluntariado Ambiental”. Queríamos compartir con vosotros una valoración de esta iniciativa.

Para empezar os diremos que uno de los comentarios que más se escuchó durante el encuentro es la necesidad de encontrarnos en más ocasiones. Hay una demanda de compartir, intercambiar y contrastar ideas y experiencias.

El voluntariado ambiental se desarrolla por el impulso de una serie de personas y entidades que deben y tienen que trabajar más conectados, en forma red. Esta es una percepción que teníamos entre los organizadores de este encuentro y  que comprobamos durante el evento. No deberíamos de avanzar por el tortuoso y difícil camino de la participación ambiental de forma tal autónoma y solitaria como hasta ahora. Hay que hablar, coordinarnos, aprender, apoyarnos, etc.  Esperamos poder repetir, no sabemos cuándo y en que formato, pero este encuentro es necesario.

Otra de las conclusiones de este evento es la amplísima diversidad de entidades e iniciativas que existen y que hasta ahora han avanzado de forma independiente. Hay muchas oportunidades y sinergias por explorar. Esperamos que la semilla que se plantó este fin de semana germine.

Participantes de la segunda jornada

Vamos a realizar un repaso somero de la programación que realizamos:

El primer día, el sábado, nos vimos temprano en el Centro de Visitantes Puerto Lobo. (P.N. Sierra de Huétor). Tras una ronda de presentaciones donde comprobamos como estábamos representados aproximadamente una docena de entidades, iniciamos las presentaciones y ponencias.

Los primeros fueron los dos proyectos educativos, ambientales y sociales que se han desarrollado en este programa: “Bombas de diversidad” y  “Cajas para la diversidad”. Se proyectaron unos vídeos para presentar las iniciativas que resultaron muy interesantes para todos los presentes.

Después fue el turno de la ponencia marco a cargo de la Dirección del Parque Natural Sierra de Huétor. En la misma se hizo un repaso del pasado del voluntariado ambiental en el espacio natural y se hizo un repaso por las opciones/líneas de actuación que se consideran prioritarias para el futuro.

Tras esto fue el turno de IDEA Servicios Educativos, Culturales y Ambientales SL quien lanzó una serie de conceptos que deben tenerse en cuenta en el diseño y ejecución de un voluntariado ambiental.

Posteriormente llego uno de los momentos que suele ser más importante en este tipo de encuentros, la parada para el desayuno. Un momento para charlar de forma informal y avanzar en los objetivos comunes.

Con el estomago lleno fue el turno de las presentaciones de entidades y proyectos. Abrió esta ronda Alfanevada quien presentó algunas posibles líneas de financiación y oportunidades para asociaciones y proyectos. Después desvelamos algunos de los trabajos que realiza MemoLab mezclando cultura, naturaleza, paisaje, agricultura, medio ambiente y muchos más ingredientes. Tras esto fue el turno de la Asociación Herpetológica Granadina que nos mostraron algunas de sus iniciativas para la mejora de las poblaciones de anfibios y reptiles, pero, sobre todo, de sus hábitats. Luego conocimos mejor la Reserva Natural Concertada Charca Suárez, una historia ejemplar e inspiradora de cómo el movimiento ciudadano puede lograr objetivos impresionantes. Como conseguir que un espacio degradado se transforme en un espacio natural con una gran biodiversidad y en un laboratorio de experiencias científicas y participativas excepcionales. El último en tomar la palabra fue el Proyecto Tytonidae, una iniciativa ilusionante que tiene como objetivo la recuperación de las poblaciones de lechuza en estas sierras y en toda la provincia.

El domingo, fue un día en el que las ideas se pusieron en práctica. El diseño de esta mañana era intentar realizar una muestra real, aunque muy limitada de tiempo, de algunas de las posibles actuaciones de voluntariado ambiental que se pueden realizar. Una especie de “máster class” en el que aprender a organizar e implementar una limpieza  de “basuraleza”, unas mejoras en acequias tradiciones, una reforestación o una restauración de suelos degradados. Todo reivindicando un estilo de voluntariado ambiental que sea realmente participativo y educativo y que impulse una transformación social y una mejora ambiental. Nos pringamos las manos, nos manchamos la ropa y esperamos que también nos calasen algunas ideas de cómo impulsar un voluntariado de calidad (en cuanto a justificación, diseño, gestión de voluntarios/as, etc.). Todo, por cierto, en un marco precioso que nos brindaron las Acequias del Fardes y con un equipo humano de participantes excelente.

Hoy lunes, tenemos el cansancio del trabajo realizado, pero sobre todo el placer y la satisfacción de comprobar que existen personas y entidades con las que compartimos camino y metas. Esperamos volver a encontrarnos y seguir compartiendo ideas pronto, para que el Parque Natural Sierra de Huétor, u cualquier otro entorno natural de los múltiples de nuestra provincia, sean espacios de participación que permitan conservar y mejorar nuestro patrimonio.

1 comentario en “Un impulso al Voluntariado Ambiental en la Sierra de Huétor.

Responder a Juan Miguel Ruiz Rivera Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s